Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

22-01-2010

Universidades quiere que desde el 2011 los repetidores paguen más

El Gobierno propone premiar a los estudiantes con mejores notas | Los alumnos que no compatibilizan los estudios con un trabajo tendrán que hacer un mayor desembolso por las segundas y sucesivas matrículas.

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

La nueva financiación de las universidades pasará, entre otras cuestiones, por mejorar y ampliar el sistema de becas, así como por hacer que los repetidores paguen realmente una parte sustancial de lo que cuestan sus estudios. Según la propuesta presentada ayer por el Ministerio de Educación y que debe ser consensuada en los próximos dos meses, a partir del curso 2011-2012 los alumnos que no compatibilizan los estudios con un trabajo tendrán que hacer un mayor desembolso por las segundas y sucesivas matrículas. El objetivo es que en el 2015-2016 quien se matricule de una asignatura por primera vez sólo pague un 15% del coste medio de la enseñanza que recibe –porcentaje similar al aplicado actualmente–, mientras que aquellos que repitan una materia deberán hacerse cargo de la mitad del coste y, si vuelven a reincidir, ya tendrán que pagar el 100%. 

En todo caso, el secretario de Estado de Universidades, Màrius Rubiralta, insistió ayer en que la penalización de las matrículas para los repetidores no se aplicará hasta que "esté implantado" el nuevo sistema de becas. Rubiralta evitó cuantificar en cuánto deben mejorar las ayudas a los estudios universitarios, tanto de grado como de máster, aunque sí vinculó este nuevo modelo a "la preocupación" expresada por los anti-Bolonia. Únicamente avanzó que no se trata sólo de ampliar la cantidad de beneficiarios sino de contar con "becarios reales", aquellos que reciben una ayuda significativa para poder hacer frente a los gastos de realizar estudios superiores.

En este "documento de reflexión", elaborado una comisión integrada por representantes autonómicos, rectores, miembros del ministerio y expertos, se pone el acento en el desarrollo de ayudas como la beca salario, implantadas por primera vez este curso, cuyo importe ha de subir en seis años hasta los 7.000 euros. Habrá además incentivos económicos para los mejores estudiantes: un plus para los becarios que aprueben todos los créditos del curso, un premio para aquellos que reciben ayudas y alcancen una determinada nota media, así como la transformación de los créditos renta (a interés cero con carencia hasta que se tenga una renta mínima) en beca cuando se supere el curso con una determinada nota. Educación promete extender las becas de grado a los estudiantes que realicen un máster orientado al ejercicio profesional como las ingenierías.

Sobre la lucha contra el abandono de los universitarios, Rubiralta apostó por favorecer pasarelas con la FP, mediante el fomento de la "orientación y coordinación" entre ambos estudios.

El documento insiste en contar con una estabilidad económica. En cuanto a la eficiencia económica, la propuesta aborda el problema de las titulaciones muy minoritarias. Así, recomienda "reducir los costes de mantener la oferta docente excedente o no atender parte de las demandas". También reclaman la "reducción" de la carga docente presencial, para adaptarse así al modelo pedagógico de los nuevos planes de estudio homologados con Europa. Además, exigen el "reconocimiento efectivo" de la actividad investigadora del profesorado.

Fuente: http://www.lavanguardia.es/