Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

09-02-2015

Se busca matemático creativo y también digital

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

Cualquiera que navegue por las páginas web de universidades y escuelas de negocios a la búsqueda de ese máster o posgrado que mejor encaje con su perfil, se encontrará de forma habitual entre los más solicitados con las mismas cuatro palabras: “Máster en marketing digital”. Una especialidad que intenta aunar dos aspectos cada vez más imprescindibles para cualquier empresa: hacer llegar su marca y su mensaje al máximo número posible de clientes potenciales a través de todos los canales al alcance, cada vez más sofisticados e individualizados y, por supuesto, también online.

Esa digitalización de nuestras vidas ha afectado al modo en que las empresas plantean sus estrategias de negocio. Ahí es donde entra la mercadotecnia, “el nexo de unión entre las compañías y el mercado”, como señala José María Cubillo, director del departamento de Dirección de Marketing de ESIC. “El auge de estos posgrados tiene su origen en varias fuentes: por un lado, su puesta en valor por parte de las empresas. El departamento de marketing es estratégico, del que depende en buena medida el éxito de una compañía”, afirma. Esa puesta en valor, a su juicio, lo convierte en un “yacimiento de empleo considerable para las próximas décadas”. La otra fuente de atracción, analiza Cubillo, tiene que ver con la mejora del entorno económico, que provoca que “las empresas hayan apostado por incrementar su conexión con el cliente, dediquen más recursos a esta actividad y, por tanto, aumenten su demanda de profesionales en el área”.

La coletilla “digital” acompaña de manera inexorable a las actuales especialidades formativas en marketing. El sector avanza en una transición en la que lo online estará presente en todos sus procesos. “Estamos atravesando toda una revolución tecnológica”, arguye David Coral, presidente del Grupo BBDO&Proximity España. “Se asiste a un cambio de ciclo, en el que la tecnología aparece como una herramienta nueva e imprescindible”, pero también avisa de que “como herramienta, hay que entenderla y utilizarla, pero las bases seguirán siendo las mismas: ser creativo, hacer una campaña que funcione”. En esta línea coincide José María Cubillo, apuntando que “lo digital no representa un nuevo marketing en sí mismo”. “El marketing nace en la mente de las personas, estudia su comportamiento y cómo evoluciona, y lo digital aporta nuevos canales que nos acercan más al cliente. Se ha impuesto el sentido común, y ya no hay separación entre lo digital y lo tradicional”, afirma.

Fuente: El País