Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

13-05-2009

Reforma universitaria a medio gas

El ministerio cree que el proceso va a buen ritmo pese al estancamiento de la C. Valenciana

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

A pesar de que en estos momentos las universidades públicas valencianas sólo tienen preparadas para el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) un tercio de sus carreras, con la intención de ponerlas en marcha en el curso 2009-2010, (la fecha tope establecida en la reunión de Bolonia que da nombre al proceso fue la del próximo año), el director general de Política Universitaria, Felipe Pétriz, afirmó ayer en una jornada en la Politécnica de Valencia que la reforma en España se encuentra muy "avanzada".
Así, al menos, lo destacó la reciente Conferencia de Ministros de Educación, celebrada en Lovaina, en cuya declaración final se ha "reconocido el grado de avance del sistema universitario español, aunque también señala que uno de los aspectos en que se debe trabajar es el establecimiento del Marco Español de Cualificaciones" -establece los objetivos de aprendizaje y valores de los estudiantes tras superar cada uno de los ciclos-, explicó el director general.
En su opinión, "existe la sensación de que se está avanzando en el diseño de los nuevos grados a una velocidad y con una generosidad tremendas por parte de las comunidades universitarias, que lo están haciendo en un plazo muy corto" afirmó Pétriz.
El representante ministerial aseguró durante su intervención que la mitad de las carreras universitarias estarán adaptadas a la convergencia europea el próximo curso 2009-10. Los restantes grados -que es el nombre de las futuras titulaciones- se pondrán en marcha en el 2010-11.
Una vez implantados los nuevos estudios, las universidades no podrán ofrecer a los alumnos plazas de nuevo ingreso para los planes de enseñanzas vigentes hasta ese momento, según recordó Felipe Pétriz, quien añadió que "el objetivo es que estén adaptadas al nuevo sistema dentro de dos cursos y estamos trabajando en ese horizonte".
Estado de la Implantación
Esta situación, sin embargo, choca con la de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana, que deberán correr mucho para ponerse a punto con la reforma de Bolonia. Con un catálogo oficial de 240 carreras, de momento, sólo está previsto que sean medio centenar las que se pongan en funcionamiento el curso próximo. Esta cifra representa un 20% del total, por lo que teniendo en cuenta que la fecha tope es 2010, dentro de dos cursos, deberán pisar el acelerador para tener adaptadas las 190 restantes.
Aún así, la Universitat de València, con 24 propuestas enviadas a la Aneca para su verificación y el volumen más importante de todas, tendrá un tercio de sus estudios implantados.
Los dos campus de Valencia suman 111 titulaciones, pero para el curso próximo es una treintena, es decir: un tercio de su oferta podrá implantarse como nuevo grado.
Peor situación es la que se le avecina a las universidades de Alicante, que no prevé ningún título adaptado para el próximo ejercicio académico; la Miguel Hernández de Elx, con una decena de estudios que plantean reformar y a la Jaume I de Castelló, que ha solicitado nueve.
Pese a la falta de financiación de la Generalitat para todo este proceso y de las protestas contra Bolonia de algunos grupos estudiantiles este curso ante el temor a que se mercantilice, buena parte de la comunidad universitaria respalda esta adaptación a Europa, que les permitirá homologar las carreras y una mayor movilidad de los jóvenes.

Autor: M. Ducajú

Fuente: http://www.levante-emv.com