Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

11-05-2010

Los universitarios europeos rechazan un aumento de tasas para los repetidores

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo
La Unión de Estudiantes Europeos (ESU en sus siglas en inglés) ha rechazado hoy que se aumenten las tasas universitarias y, en concreto, que se penalice a los alumnos repetidores con un aumento de lo que pagan por segunda y tercera matriculación de las asignaturas que no aprueban a la primera.
Representantes estudiantiles de 37 países europeos debaten en Madrid sobre la financiación pública y la dimensión social de la educación superior, en un seminario organizado bajo la presidencia española de la UE y coorganizado por la ESU y la Conferencia de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas de España (CREUP).
En rueda de prensa, la presidenta de ESU, la rumana Ligia Deca, ha advertido contra los efectos perversos del "castigo" económico del suspenso y porque podrían endurecerse los exámenes para conseguir así unos ingresos adicionales para las universidades en tiempos de dificultades económicas.
Este sistema no animará necesariamente a los alumnos a aplicarse más en los estudios, según Deca, sino que se debe buscar otras fórmulas que los ayuden a proseguir y completar la formación superior.
Las propuestas del nuevo modelo de financiación universitaria en España apuntan hacia un incremento del 50 por ciento y del 100 por ciento de lo que los alumnos pagan, respectivamente, en segunda y tercera o sucesivas matrículas.
Entre otras conclusiones, los estudiantes europeos piden que la financiación pública se mantenga como la principal fuente de recursos de las instituciones de educación superior; la regulación rigurosa de la inversión privada para salvaguardar la autonomía académica e investigadora; rechazan un aumento de tasas y piden un desarrollo de políticas sociales que aseguren la calidad.
Sobre el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), Deca ha recordado que su implantación es voluntaria y que a veces su aplicación nacional es parcial y mezclada con intereses políticos y con una reducida participación estudiantil.
"Muchos estudiantes, de hecho, no están protestando contra el proceso de Bolonia, sino contra los efectos negativos" que tiene en cada país, ha señalado.
En algunos casos, que no ha concretado, se utiliza Bolonia como algo que viene de fuera para justificar una subida de tasas u otras medidas impopulares.
La implantación de Bolonia tiene que continuar en todos sus objetivos y cumplirse cuanto antes, ha añadido.
También ha defendido una armonización europea de los calendarios universitarios para facilitar la movilidad de alumnos y profesores.
Preguntada por Grecia, ha señalado existe allí una "alergia" a Bolonia" porque, al parecer, se ha aplicado mal y eso ha generado una oposición muy importante, además haberse recortado el gasto en educación
Fuente: http://www.diariovasco.com