Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

05-11-2010

Los profesores reclaman más personal para adaptarse mejor a Bolonia

Los profesores de la UZ también han tenido que adaptarse este año al plan Bolonia. Un nuevo modelo que ha llegado en plena crisis, cuando la institución no cuenta con recursos suficientes como para incrementar las contrataciones.

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

Los docentes piden refuerzos, mientras que la universidad afirma hacer todo lo posible al respecto.

Zaragoza.- La incapacidad de la Universidad de Zaragoza para poder contratar a más profesores este año coloca “en una situación compleja” a los docentes, que afirman haber visto incrementada su carga de trabajo. Dicen que, con el nuevo sistema, deben dedicar más horas a las tutorías y a la atención individualizada a los alumnos, tareas que se suman a las de las clases presenciales. Se quejan de que no hay personal suficiente como para hacer desdobles y que tampoco las infraestructuras facilitan la enseñanza en grupos reducidos.

El profesor de Veterinaria, responsable de CCOO y presidente de la Junta de Personal Docente e Investigador, José Luis Olleta, afirma que los recortes “sí están afectando” en el día a día de los docentes y que el cambio de dinámica metodológica que establece el nuevo plan “no se puede llevar a cabo por la falta de infraestructuras y porque la nuevas contrataciones han sido escasas”.

“No se pueden hacer desdobles sin nuevo profesorado y probablemente en algunos casos el profesor supera su tope de horas”, alerta. A su juicio, la falta de inversión en educación ha derivado en esta situación “preocupante”, que sólo se podrá paliar con más profesores y una reforma de las infraestructuras, “con aulas, laboratorios y seminarios más pequeños para poder trabajar con un número menor de estudiantes”.

Desde la Facultad de Ciencias de la Salud, cuyas titulaciones son de las más demandadas, también reclaman cambios. El profesor Luis Bernués, representante sindical de OSTA, afirma que los docentes llevan reclamando desde hace tres cursos que se establezca un nuevo sistema para contabilizar las actividades que realiza el profesorado. “Hasta ahora, sólo se contaban las horas de pizarra, pero con el nuevo plan, lo que cuentan son las horas que se dedican al alumno. Evidentemente, eso supone unas dedicaciones distintas a las que teníamos y que se suman a las anteriores”, explica.

Bernués asegura que el EEES ha conllevado “un incremento muy importante del trabajo de los docentes y además cobrando menos”, lo que dice que ha generado “malestar” entre el profesorado. “Estábamos muy ilusionados con este nuevo modelo de enseñanza y nos hemos dado cuenta de que se ha implantado a expensas del profesorado”, lamenta.

Desde la institución dicen ser “conscientes” de estas carencias pero aseguran que “un incremento de contratación en una situación presupuestaria como la actual sería inviable”. El vicerrector de Profesorado, José Antonio Mayoral, admite que la falta de recursos les ha colocado en una tesitura “compleja” para poder adaptarse a las necesidades del nuevo plan y, aunque se está trabajando para contar con un nuevo sistema que contabilice más las horas que los docentes dedican a tutorías, éste no podrá aplicarse hasta que la financiación no mejore.

“Estamos empezando negociar un nuevo modelo de contabilidad, donde sí se contempla una mejora en esos aspectos, pero la negociación es lenta”, indica el vicerrector, quien recuerda que la UZ ha paralizado este borrador en varias ocasiones a la espera de que el Ministerio de Educación lo modifique también a nivel estatal.

Mayoral espera poder presentar la propuesta en el Consejo de Gobierno a lo largo de este curso, pero, aunque se apruebe, advierte de que “su aplicación quedaría pendiente de la situación presupuestaria de los años próximos años”.

Las titulaciones de empresa y magisterio son las que presentan más carencias en este sentido. "Somos conscientes de que hay que hacer un esfuerzo", indica el vicerrector, quien asegura que existe voluntad para ello. También hay mucha demanda en enfermería y medicina, pero en estos casos se cuenta con apoyos externos a la hora de coordinar las prácticas. En el caso de los grados más recientes, como Piscología, en Teruel, o Periodismo, en Zaragoza, también se han registrado dificultades. 

 

 

Fuente: http://www.aragondigital.es/