Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

21-07-2009

Las carreras con límite de plazas aumentan por el plan Bolonia

El próximo curso, diecisiete titulaciones que se imparten en las tres universidades gallegas imponen cupos al número de alumnos

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

 La adaptación del sistema educativo universitario al plan Bolonia está causando muchos cambios en las facultades gallegas. Este proceso da lugar a que la mayoría de las licenciaturas y diplomaturas se transformen en grados, con una duración de cuatro años y la opción voluntaria de cursar después un máster o un doctorado. Bolonia permite además la homologación de las titulaciones en cualquier lugar de Europa.

La implantación de los grados ha provocado que hasta 17 carreras que antes no tenían límite de plazas tengan, a partir del curso 2009-2010, un cupo máximo de estudiantes.

Sin embargo, algunas carreras no han sido ajustadas al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Trabajo Social, Derecho, Óptica y Optometría, Medicina, Odontología, los magisterios y algunas ingenierías todavía se rigen por el plan viejo.

Además, hay titulaciones en las que conviven ambos planes. Esto explica la necesidad de establecer un número máximo de plazas en carreras que antes no lo tenían.

Como explica el vicerrector de Oferta Docente e Espazo Europeo de Educación Superior, Máximo Plo, los alumnos que inician este año sus estudios universitarios acceden directamente al grado. Sin embargo, los que continúan la carrera comenzada en años anteriores ,tienen la opción de entrar en el grado o proseguir sus estudios con el plan antiguo. Por ello, es necesario reducir el número de plazas, ya que no todos los estudiantes entrarán en el grado en el curso 2009-2010.

El aumento de la "carga de trabajo", dada por la existencia de dos planes distintos y la adaptación incompleta al Espacio Europeo de Educación Superior incide también en fijar un tope al número de plazas.

Las carreras que sufren este cambio ofrecen un mayor número de matrícula en la Universidade de Santiago de Compostela. Así, por ejemplo, Química, una de las afectadas, cuenta con 125 plazas en Santiago, mientras que en la Universidade de Vigo tiene tan solo 60. Lo mismo sucede con el grado de Administración y Dirección de Empresas, que oferta 300 plazas en Santiago, mientras que en la Universidade da Coruña la cifra es de 240, y en Vigo se sitúa en 120.

Además, en Santiago no se ha establecido un límite de plazas en el grado de Derecho, al contrario de lo que sucede en el resto de la comunidad gallega.

Esta cambio, según Máximo Plo, es tan sólo una "medida de transición", ya que el número de plazas se modificará en función de como evolucione el número de alumnos y cuando se produzca la plena implantación del Plan Bolonia.

Durante el curso 2008-2009 algunas carreras no cubrieron todas las plazas que ofertaban. Por eso mismo, hay titulaciones que han reducido de forma importante su oferta.

Ha sucedido así en las carreras de Informática de Gestión e Informática de Sistemas de la Universidad de Coruña, que han pasado a tener 105 plazas, con respecto a las 110 del curso anterior. Lo mismo sucede en Santiago con Biología, que con su transformación en grado reduce sus plazas de 163 a 150. En la Universidade de Vigo las titulaciones que sufren esta reducción son Turismo, Biología, Economía y Derecho (Rama Económico- Empresarial).

Pero no sólo hay descensos en el número de plazas de las carreras de las universidades gallegas. Con el fin de "ajustar la oferta a la demanda", como explica el vicerrector de Oferta Docente, algunas titulaciones han aumentado su disponibilidad de plazas. En Santiago, por ejemplo en el grado en Enfermería que se imparte en el Campus de Lugo, han aumentado de 68 a 75. Otro ejemplo es el de la Universidade de Vigo, en el que la cantidad de plazas de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte se ha incrementado de 75 a 100 plazas.

El curso que se inicia en septiembre marca el plazo en el que las universidades gallegas deben concluir su adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Un camino difícil, pues solo el 55% de las carreras cumplen los requisitos, y todavía quedan 61 titulaciones que deben estar reformadas para el 2010-2011.

Autora: CARLA LOSADA

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es