Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

30-03-2009

Las aulas de las universidades catalanas vuelven a la normalidad

El campus del Raval de la UB, bloqueado por los anti-Bolonia, reanuda la actividad. El Parlament prevé aprobar el miércoles una moción a favor del espacio europeo.

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

El feliz desenlace de la protesta estudiantil que recorrió el jueves por la noche las calles de Barcelona, que se saldó con la ausencia total de incidentes, propició ayer el paulatino regresó a la normalidad en las aulas universitarias. En el campus del Raval de la Universitat de Barcelona (UB) se reanudaron parcialmente las clases después de que en las asambleas los partidarios de seguir bloqueando el libre acceso a las facultades de Geografía e Historia y Filosofía perdieran apoyo. La decisión de impedir la entrada a los que no secundaban la huelga decretada para las dos jornadas precedentes con la presencia de piquetes había disparado la tensión y los enfrentamientos.
Los síntomas de distensión también se dejaron sentir en la Autònoma (UAB), donde el miércoles un grupo de activistas rompió una de las puertas de cristal de acceso al rectorado. Los estudiantes que ocupaban el decanato de la Facultad de Ciencias de la Educación del campus de Bellaterra anunciaron ayer que desistían de su acción. Y en la Pompeu Fabra (UPF) nadie optó por permanecer en la biblioteca después de que, de madrugada, echase el cierre, a diferencia de lo que había venido ocurriendo en los últimos días.
El conflicto, que promueven una minoría de estudiantes, sigue, sin embargo, abierto. Un portavoz del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), Arnau Mallol, una de las organizaciones más activas del frente anti-Bolonia, admitió ayer que ahora se abría un tiempo de tregua para analizar "cómo encarar el periodo que se abre tras la Semana Santa". Los movimientos anti-Bolonia pretenden redoblar su actividad con ocasión de la celebración, a finales de abril, de un nuevo encuentro de los ministros de universidades de los países que han firmado la Declaración de Bolonia, que se organiza cada dos años y que está previsto que está vez tenga lugar en la Universidad de Lovaina, en Bélgica.
Los grupos contrarios insisten en reclamar la paralización del proceso que ha de culminar en el curso 2010-2011 con la adaptación del sistema universitario al espacio europeo de educación superior (EEES), a pesar de que tanto desde la Generalitat como desde el Gobierno central se ha descartado esa posibilidad.

DECLARACIÓN UNÁNIME
Precisamente para reforzar la idea de que se trata de un camino sin retorno, la Conselleria d'Innovació, Universitats i Empresa que dirige el republicano Josep Huguet, al que desde distintos frentes se ha reclamado un mayor protagonismo para tratar de poner fin al conflicto estudiantil, promueve que el pleno del Parlament apruebe el próximo miércoles una declaración de apoyo a la decisión de adherirse al EEES suscrita por la totalidad de las fuerzas políticas representadas en el hemiciclo.

Fuente: http://www.elperiodico.com