Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

24-12-2010

La Universidades aprueban con sobresaliente su integración europea.

El 98% de sus títulos recibe el visto bueno de la Agencia de Evaluación de la Calidad y Acreditación, tres puntos por encima de la media nacional.

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo
 
Las universidades públicas y privadas de Castilla y León cuentan con una calificación «muy alta» en el proceso que han seguido para su adaptación al Espacio de Educación Superior (EEES), conocido como Declaración de Bolonia 2010, según se desprende del informe realizado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), presentado ayer en Valladolid por su directora, Zulima Fernández. En concreto, en 2009, año en el que se centra el estudio, las instituciones universitarias de la región presentaron 126 propuestas de grados, de los que sólo tres no recibieron el visto bueno, lo que supone una aprobación del 98 por ciento del total, por encima de la media nacional que llegó al 95 por ciento. Precisamente en el capítulo de grados, las universidades privadas, excepto la Pontificia, y sólo las públicas de Valladolid y León, lograron que se aprobasen todas sus propuestas, sin bien es cierto que las privadas concurrieron a esta prueba con bastantes menos grados ante la Aneca. Al acto acudieron el consejero de Educación, Juan José Materos, y varios de los rectores de la Comunidad Autónoma.
El estudio, denominado «Informe sobre el estado de la evaluación externa de la calidad en las universidades españolas», recoge múltiples aspectos del proceso de adaptación de estas instituciones al denominado espacio europeo de enseñanza superior. Así en el capítulo de máster, Castilla y León presentó 97 propuestas de máster de las que 94 fueron probadas, quedándose en el camino la única presentada por la Católica de Ávila y dos de León.
Pocos doctorados
Capítulo aparte merecen los doctorados, donde la presentación de estos cursos ante la Aneca ha sido muy escasa, pues únicamente se han evaluado 179 de todas las universidades españolas, que supone la décima parte de los cursos de doctorado existentes según la regulación anterior a la necesidad de integrarse en el EEES. Según el informe cabe la posibilidad de que un gran número de los doctorados se hayan reconvertido en máster. Así, de Castilla y León se evaluaron 13, de los que siete corresponden a la Universidad de Burgos y los restantes seis a Salamanca.
Tampoco recibió una gran respuesta el programa para la concesión de menciones de calidad a los programas de doctorado, especialmente por parte de las universidades privadas. En Castilla y León de los 230 doctorados implantados se solicitó la mención de calidad para 78, obteniendo la distinción 67, ninguna correspondiente a una univesidad privada.
En cuanto al profesorado, el informe ha revisado la acreditación referida al ejercicio de 2009, cuando se registraron 12.000 solicitudes de evaluación para cuerpos docentes, de las que obtuvieron el visto bueno dos tercios, es decir, un 66 por ciento, aunque un año antes el nivel de éxito fue mayor, ya que rozó el 82 por ciento. La explicación se encuentra para la directora de la Aneca en la existencia de una bolsa de profesores con buenos currículum que no había logrado la acreditación debido a que el anterior sistema era más «restrictivo». Un porcentaje similar presentaron los contratados, que fueron los responsables de 13.000 solicitudes, informa Ical.
Así, Zulima Fernández destacó que este nuevo modelo amplía la oferta de profesores y es menos costoso para el sistema universitario. Además, este «elevado nivel de éxito verificado», a juicio de Fernández, se debe a la experiencia y conocimiento de las instituciones académicas, lo cual «les ha permitido adaptarse al Espacio Europeo de Enseñanza Superior» y refleja, según el informe, una progresiva respuesta «cada vez más ajustada a las demandas de la sociedad», informa Efe.
Colaboración
Por su parte, el consejero de Educación, Juan José Mateos, indicó que la administración autonómica y la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (Acucyl) es colaboradora de la Aneca. La entidad regional, que dirige Elena Tejedor, está inscrita en la Red Española de Agencias de Calidad Universitaria, creada en 2006 en Tordesillas (Valladolid). Uno de los objetivos que persigue es el establecimiento de protocolos de verificación comunes, un proceso que permite la ordenación del mapa de titulaciones.
Fuente: http://www.abc.es