Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

23-09-2010

La Universidad que viene

La institución académica asturiana prepara un inicio de curso marcado por la adaptación total de sus estudios al «plan Bolonia» y por la reordenación de centros y titulaciones

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

La adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y la reordenación de centros y de titulaciones han cambiado la Universidad de Oviedo. A partir del próximo 27 septiembre, cuando la institución académica asturiana inicie las clases del primer curso con todos sus estudios orientados al EEES (el llamado «plan Bolonia»), los alumnos se encontrarán con un sistema educativo distinto. No sólo por la forma de aprender e impartir las clases, sino por los cambios en las titulaciones y la ordenación de las facultades. La institución espera abrir el curso sin problemas derivados de una plantilla docente imposible de aumentar, o de unos espacios pendientes de adaptación. Esta es la Universidad que viene.

En Oviedo, la institución académica asturiana ha dado un paso más dentro del proceso de reestructuración de centros y estudios. Una vez superada la duplicidad de carreras -hasta el curso pasado la Universidad ofrecía algunos estudios iguales en Oviedo y en Gijón, algo que ahora queda reservado para los centros adscritos- el equipo del rector, Vicente Gotor, ha buscado ofrecer una oferta más «racional».

El campus del Cristo empezará el curso con dos nuevas facultades, nacidas de la fusión de centros con la que se cerró el año académico anterior: la Facultad de Economía y Empresa, y la de Medicina y Ciencias de la Salud. La primera agrupa los nuevos grados de Administración de Empresas, Economía, Contabilidad y Finanzas y Relaciones Laborales, tras la escisión de estos estudios de la Facultad de Derecho. La segunda sumará a los grados de Medicina y Odontología, que ya se impartían en el centro, los de Enfermería y Fisioterapia, al desaparecer la Escuela Universitaria.

Otro de los centros que comenzará a funcionar una vez superado el proceso de fusión es la Facultad de Formación del Profesorado y Pedagogía. Los dos edificios que hasta ahora ocupaban la Facultad y la Escuela de Magisterio se mantendrán hasta un futuro traslado al Cristo: el primero, como aulario, y el segundo, para concentrar los servicios administrativos del centro. La Facultad impartirá el grado en Pedagogía y los dos grados en Magisterio del llamado «plan Bolonia»: Educación Infantil y Educación Primaria.

Hasta que el plan de fusiones no inicie su segunda etapa, los estudios de ciencias experimentales en Oviedo mantendrán sus edificios y sus grados. En el Cristo, Química y Biología, con los grados de estas dos especialidades más Ingeniería Química y Biotecnología. En Llamaquique, Matemáticas y Física, en el edificio de la Facultad de Ciencias.

La cuarta novedad de la Universidad en Oviedo es la recuperación de la Facultad de Filosofía y Letras. El proceso de fusión que unió las antiguas facultades de Geografía e Historia, Filología y Filosofía no fue el más polémico en las aulas -los alumnos de Pedagogía y Relaciones Laborales se manifestaron ante el Rectorado-, pero sí en los despachos. Los tres decanos presentaron al rector su dimisión «irrevocable». Estos cuatro centros tendrán un responsable provisional elegido por el Rectorado -queda por elegir los de Filosofía y Letras y Medicina, ya que los mandatos actuales terminan el 30 de septiembre- hasta que se celebren elecciones.

El resto de los estudios de la Universidad de Oviedo mantienen sus ubicaciones habituales. Los nuevos grados en Psicología y Logopedia, en la Facultad de la plaza de Feijoo: el nuevo grado en Ingeniería de Tecnologías Mineras -sin atribuciones profesionales- se impartirá en la Escuela de Minas de Oviedo.

En Gijón, el proceso de fusiones ha cambiado por completo el panorama del campus gijonés. Primero, con la creación de la nueva Escuela Politécnica de Gijón. Un centro en el que, a partir de septiembre, se impartirán nueve grados en Ingeniería distintos: tanto el de Tecnologías Industriales -heredero de la anterior Ingeniería Industrial- como los que surgieron de cada una de las intensificaciones de la Ingeniería Técnica, así como de Telecomunicaciones, de la Escuela de Marina Civil y de la de Informática.

El resto de los estudios de grado de la Universidad que se imparten en Gijón -a excepción del grado en Enfermería, en el centro adscrito de Cabueñes- han quedado englobados en la nueva Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales «Jovellanos». Allí se impartirán los nuevos grados en Turismo, Comercio y Marketing, Gestión y Administración Pública -antes duplicado en Oviedo- y Trabajo Social.

En el caso del campus de Mieres, tres titulaciones componen la oferta académica: los grados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural, Ingeniería en Geomática y Topografía e Ingeniería de los Recursos Mineros y Energéticos. Este campus es el único en el que, según los últimos planes del Rectorado, la Universidad de Oviedo se plantea incluir una nueva carrera, la Ingeniería de Obras Públicas.

Con la puesta en marcha de todos estos estudios, la Universidad de Oviedo entrará de lleno el próximo 27 de septiembre en el Espacio Europeo de Educación. Los estudiantes de segundo curso en adelante -cursen estudios adaptados a Bolonia o las antiguas licenciaturas y diplomaturas- se incorporarán a las aulas de la institución académica asturiana trece días antes, el día 14, ya que los alumnos de primero pueden tener pendiente las recuperaciones del Bachillerato o los exámenes de Selectividad.

Autor: Pablo GALLEGO

Fuente: http://www.lne.es