Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

19-12-2009

Importancia de los idiomas en el EEES

Nuestro país, deficitario en el aprendizaje de idiomas, y ante la tarea de incorporarse al EEES...

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

MUCHOS son los retos que se presenta con el proceso de convergencia europea. El llamado proceso de Bolonia incorpora tantas modificaciones que la posibilidad que se les abre a los estudiantes de poder configurar un currículo formativo, habiendo pasado por varias universidades europeas, era hace pocos años impensable. Facilitar la movilidad de estudiantes y profesionales se encuentra en el núcleo del proceso, sabedores los fundadores del mismo, de que la interculturalidad es un factor en crecimiento en las sociedades actuales y futuras. Bien sabido es, que el primer paso es el de dominar el vehículo comunicador por excelencia, la lengua. Nuestro país, deficitario en el aprendizaje de idiomas, y ante la tarea de incorporarse al EEES con total plenitud, es sabedor de que el reto es mayor que el de otros países europeos.

Cuando las autoridades educativas universitarias empezaron a legislar las medidas a tomar para adecuar nuestra universidad a los objetivos marcados, establecieron claramente que no se trataba solo de un cambio de estructuras, sino de "impulsar un cambio en las metodologías docentes, que centra el objetivo en el proceso de aprendizaje del estudiante, en un contexto que se extiende a lo largo de la vida".

Con este fin, quedó reflejado que los planes de estudios conducentes a la obtención de un titulo deberían tener en el eje de sus objetivos la adquisición de competencias por parte de los aumnos, ampliando, sin excluir, el tradicional enfoque basado en contenidos y horas lectivas .

Cuando en 2007 el Consejo Andaluz de Universidades inició las pautas a seguir para transformar las universidades, una de las primera cuestiones que trató fue incorporar en los programas universitarios la formación en una segunda lengua para todos los estudiantes, fuera cual fuera su disciplina.

El incorporar en la sociedad la visión de alumnos que se desplazan entre universidades europeas, está cercana. La velocidad con la que alcancemos ese idea depende en gran medida de lo que seamos capaces de imaginar, ahora que se adecuan los planes de estudios a las nuevas enseñanzas de Grado.

Autora: Josefa Márquez Membrive

Fuente: http://www.elalmeria.es