Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

13-07-2009

Experto subraya que Bolonia es una "invitación" a reflexionar sobre los fines educativos

Santander

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

El experto europeo en políticas y cooperación educativa Guy Haug ha subrayado hoy que el Plan de Bolonia es una "invitación" a reflexionar sobre  los métodos, objetivos y fines de la oferta académica. Se trata, por tanto, de "repensar" y "replantearse" acerca de lo que es "verdaderamente importante" en el ámbito educativo, tanto en la actualidad como en el futuro y, además, teniendo en cuenta a universidades, profesores y alumnos.

   Tras matizar que se están "confundiendo" los objetivos --creación Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)-- con los instrumentos --Proceso de Bolonia--, Haug apuntó que esta iniciativa no ha creado "dificultades", sino que éstas ya existían "Las dificultades, oportunidades y retos no han cambiado con Bolonia: ya existían antes", apostilló.

   Y es que, a su entender, los "problemas" que han surgido en torno a Bolonia no son propios del Plan, sino que tienen que ver con las reformas de los distintos sistemas educativos nacionales que echan la "culpa" al proceso de adaptación al EEES.

   Frente a ello, Bolonia ha servido para revelar las "oportunidades" pero, sobre todo, las "dificultades" que hay que cambiar. Así, es "fundamental" replantearse y debatir acerca de cómo está funcionando el sistema educativo y que cada país adopte la solución "más adecuada".

   Haug se pronunció así en rueda de prensa en Santander, donde participa en un encuentro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre posgrado que se denomina 'Calidad con dimensión internacional' y que dirige Benjamín Suárez.

   Acompañado también por la vicerrectora de Investigación y Posgrado de la UIMP, Ángeles Monge, Haug apostó por ser "competitivos" en materia de educación y ofrecer planes formativos "atractivos y adecuados". Ello supone, según dijo, un "reto", que pide a su vez una "adaptación" a la realidad, "que cambia". Y, en este sentido, el Proceso de Bolonia es una "cristalización" de esos retos.

   Destacó la necesidad de afrontar las tasas de fracaso escolar que hay en Europa y que, en algunos casos, son "altísimas", y que conllevan un coste social y económico "enorme".

   El experto en políticas y cooperación educativa, para quien el futuro de las universidades y el EEES "se juega a nivel" de másteres y doctorados, precisó que Bolonia no es un "plan" propiamente dicho que se está "imponiendo", sino un "acuerdo" en el que participan instituciones educativas y estudiantes con el que se persigue "fortalecer" el EEES. Es un proceso "estratégico" con repercusión social y económica "muy importante".

   Todo ello fue respaldado por Suárez, quien señaló por su parte que "cualquier" cambio -como lo es Bolonia- supone "siempre" un "estímulo positivo". Dejó claro, además, que Bolonia "no va afectar" a la calidad del sistema educativo sino que va a significar  "más flexibilidad".

   Por último, Monge destacó que el Proceso Bolonia "da mucha libertad" a la hora de establecer programas transversales, lo que va en la línea de trabajo de la UIMP.

Fuente: http://www.europapress.es