Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

23-09-2010

El presidente de la CRUE confía en que el Plan Bolonia sea la gran oportunidad para corregir los problemas de la universidad española

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Federico Gutiérrez-Solana, ha mostrado hoy su confianza en que el Plan Bolonia, “bien concebido”, sea “la gran oportunidad” para corregir algunos de los “problemas” que vive la universidad española y encontrar así el ámbito de adecuación a las necesidades de la sociedad “en cuanto a la demanda formativa”.

En este sentido, se refirió a la inversión en educación, que definió como “muy inferior” respecto a otros países con los que “tenemos que competir” porque es del 1,1 por ciento del PIB frente al 1,5; el menor apoyo a las ayudas y becas, un tercio por debajo de la media de nuestro entorno, o la tasa de abandono, que cifró en un 30 por ciento, cuando debería estar en el 10 por ciento, porque, según dijo, “todo eso representa una pérdida de eficiencia de la inversión pública”.

El presidente de la CRUE hizo estas declaraciones en el debate ‘Reflexiones y perspectivas de la universidad española en el EEES’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). En él también participaron Marlene Vargas y Marcos Fernández, alumnos del Aula de Verano “Ortega y Gasset” -que reúne a los cien estudiantes con los mejores expedientes en Bachillerato y en los Ciclos Formativos de Formación Profesional- y Lucía Asensi y Pedro Varela, de la Escuela “Blas Cabrera” -dirigida a jóvenes recién graduados-, quienes hablaron de sus expectativas de futuro y de su experiencia en las aulas.

En su intervención, Gutiérrez-Solana recordó que  la universidad española tiene, en la actualidad, una oferta “sin especialización” porque ha ido reproduciendo los modelos ya existentes en otros centros. Por ello, aseguró que es “importantísimo” aprovechar el Plan Bolonia para “identificar las capacidades singulares de cada universidad para que la especialización se contemple en su formación y esté conectada con sus capacidades investigadoras y singularicemos”.

Para el presidente de la CRUE, en esta línea se inscriben los Campus de Excelencia, ya que en ellos cada universidad tiene un marco específico de mayor nivel que los demás, que es donde “deben concretarse los esfuerzos”. “Todas las universidades no pueden ser buenas en todo”, matizó.

Preguntado por la inseguridad que provoca la adaptación al EEES, Gutiérrez-Solana insistió en que los estudiantes “van a encontrarse con una universidad que está aprendiendo, para progresar”. En la misma línea, invitó a los alumnos del Aula de Verano “Ortega y Gasset” y de la Escuela “Blas Cabrera” a que vivan su formación universitaria con “pasión” porque, a su juicio, es “un privilegio al que va unido la responsabilidad”.

“Vosotros sois el vínculo para que la sociedad reciba lo que necesita, es decir, vuestro talento aplicado al conocimiento que estáis recibiendo en beneficio de todos”, apuntó el presidente de la CRUE, quien pidió a los  estudiantes que sean “críticos constructivos” con aquellas cosas que no funcionan y “pacientes” con  los profesores que “ya no están en el momento adecuado para hacer ese cambio tan brutal que representan los aspectos metodológicos”.

Precisamente, Lucía Asensi y Pedro Varela -licenciados en Farmacia y en Ciencias Económicas por las Universidades de Valencia y Santiago de Compostela, respectivamente- lamentaron la presencia de profesores “con pocas ganas, poco empeño y poca energía” en el desarrollo de su trabajo, sobre todo, en el Primer Ciclo de algunas carreras.

Así mismo, reclamaron al presidente de la CRUE “buenos docentes”, capaces de formar “estudiantes críticos y pensantes” ya que, en caso contrario, no accederán al mercado laboral que, en su opinión, “necesita gente que resuelva los problemas que no aparecen en los libros”.

“Es una demanda bien planteada y documentada”, respondió Gutiérrez-Solana, quien reconoció que la universidad ha estimulado al profesorado para hacer investigación, porque es “una necesidad del sistema”, pero quizá no tanto la función docente. De hecho, hizo hincapié en que, “estratégicamente es muy importante tener buenos profesores en el Primer Ciclo porque incentiva muchísimo a los estudiantes”

Lucía Asensi y Pedro Varela también reclamaron una mayor información a la universidad española porque, según su experiencia, “muchas ayudas y becas las hemos dejado pasar porque no sabíamos que estaban ahí”. Esta propuesta fue aplaudida por el presidente de la CRUE, quien concluyó que “es fundamental que las universidades comuniquen porque sino se hacen cosas que luego no se aprovechan por falta de conocimiento”.

Por su parte, Marlene Vargas y Marcos Fernández, quienes próximamente comenzarán las carreras de Derecho y Bioquímicas en las Universidades de La Laguna y Autónoma de Madrid, hablaron de su deseo de recibir una formación “acorde con sus proyectos futuros” y, al igual que el presidente de la CRUE, mostraron su esperanza en el que el EEES ponga fin a las “diferencias” que, para ellos, hay entre las universidades españolas.

Fuente: http://www.uimp.es