Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

15-02-2010

Bolonia se presenta a la Selectividad

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

Los alumnos de Bachillerato encaran la parte final del curso y, con ello, se acerca la cita con la Selectividad, cuya reforma añade un punto más de nerviosismo a los futuros universitarios. Será el primer test para medir cómo se adapta el sistema universitario a Europa. 

La Prueba de Acceso a la Universidad, popularmente conocida como Selectividad, siempre supone una incógnita para los alumnos que deben realizarla: "¿Qué filósofos caerán en el examen? ¿Serán difíciles los problemas de Matemáticas? ¿Sabré recordar todos los temas que hemos tratado en clases de Historia? ¿Y las fórmulas químicas?" A las clásicas cuestiones de la inevitable lista de dudas que atormenta al estudiante, sin embargo, se le suma este año una nueva pregunta, más básica que las anteriores: "¿Cómo será la nueva Selectividad?"

Efectivamente, la red educativa estrena este curso el recién reformado modelo de la prueba que permite, a quienes la superan, acceder a la universidad. Un examen cuya primera convocatoria se celebrará los días 9, 10 y 11 de junio y que estará dividida en dos partes. Tanto la Universidad del País Vasco (UPV), como el Departamento de Educación y los centros de Bachillerato intensifican estos meses las labores de información para que el cambio conlleve el menor impacto en el rendimiento de los estudiantes. La maquinaria organizativa ya está en marcha, más si cabe cuando la Selectividad, y la posterior época de matriculación, supondrán un primer test para medir cómo se está adaptando el sistema universitario vasco a las directrices europeas.

  • Inquietud

Llegan "muchos cambios"

Las ansias de saber y la inquietud de los estudiantes del último de curso de Bachillerato han quedado patentes en las Ferias de Orientación Universitaria organizadas por la UPV en los campus de Donostia, Leioa y Vitoria. Estas jornadas, que tenían como objeto informar a los alumnos de los grados impartidos en la universidad y la prueba de acceso, entre otros, recibieron en total a 5.500 visitantes, cifra que duplica la afluencia registrada en la edición anterior. Este evento, solamente en el campus de Gipuzkoa, reunió a 2.100 jóvenes el 30 de enero, cuando en 2009 el número de asistentes ascendió a 1.124.

"La inquietud entre los alumnos se ha reflejado en esa enorme asistencia", afirma Maite Urtiaga, miembro del Servicio de Orientación de la UPV. La incertidumbre se debe, en su opinión, a que la generación que iniciará los estudios universitarios en el curso 2010-2011 deberá afrontar "muchos cambios". Para empezar, tendrán que superar la nueva Prueba de Acceso a la Universidad, y más tarde formalizar su matrícula en alguno de los nuevos grados -adaptados a Bolonia, es decir, al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)- que ofertará la universidad que hayan elegido.

Una adecuación similar a los planes de estudios es la que ha vivido la Selectividad, que también se ha reformado para cumplir los estándares europeos. El primero de los cambios afectará a su estructura, ya que se dividirá en dos fases: una general y obligatoria, y otra específica y optativa, dirigida a aquellos que quieran subir la nota.

"La segunda parte es voluntaria, pero creemos que la mayoría la hará", pronostica Urtiaga. De hecho, se recomienda realizar la fase específica siempre que se quieran realizar estudios para los que el número de solicitudes sea superior al de plazas ofertadas. Para tomar la decisión de presentarse o no a esa parte, los alumnos pueden consultar la nota de corte que tuvo cada carrera en el periodo de matrícula del año pasado.

La fase general, aquella que deben superar todos los aspirantes a universitarios, se aprobará con un cuatro, como hasta ahora. Con la calificación obtenida en esta parte, el alumno tendrá el 40% de su nota de admisión general, que se sumará al otro 60% resultante de la nota media de Bachillerato. Los alumnos demostrarán en este apartado sus conocimientos en las asignaturas de Lengua Castellana y Literatura; Lengua Vasca y Literatura; Filosofía o Historia; Lengua Extranjera y un último examen en una materia a escoger de segundo de Bachillerato.

  • Prueba oral

Se retrasa hasta 2012

Los menos hábiles en las disciplinas idiomáticas están de enhorabuena. Una de las grandes novedades de la nueva Selectividad, un examen oral que completará la prueba de idioma extranjero, no se pondrá en marcha este año. Se espera que se active en 2012, tras la realización del respectivo estudio. La novedad, en cambio, viene de la mano del italiano y el portugués, lenguas que por primera vez se pueden sumar al inglés, al francés y al alemán en este ejercicio.

En la fase específica, por su parte, los jóvenes preuniversitarios se examinarán de tres materias de su modalidad de segundo de Bachillerato. A la hora de concluir la calificación, se tomarán en cuenta las dos mejores notas de las materias superadas -con nota mínima de cinco-, que se sumarán a la nota de admisión específica tras ser multiplicadas por los parámetros de ponderación preestablecidos.

Julián Aguirre, director de Acceso a la Universidad de la UPV, coordina las labores de organización de la Selectividad. La maquinaria para que nada falle en el nuevo examen ya está en marcha. "Ahora se comienzan a preparar los tribunales, a pedir a los coordinadores que preparen los exámenes...", pone como ejemplo. Ante la cantidad de cambios previstos, afirma que la UPV ha realizado "un gran esfuerzo" para transmitir toda la información a los alumnos de Bachillerato. Según explica, desde el año pasado vienen manteniendo numerosas reuniones con los docentes. También repartieron una agenda entre los alumnos preuniversitarios, en la que se daban a conocer las novedades en ciernes. Una línea en la que también ha profundizado el Departamento vasco de Educación, que ha publicado una guía que explica a los estudiantes los principales cambios sobrevenidos como consecuencia de la adaptación a Bolonia.

Esta reforma, en lo que se refiere a la Selectividad, se materializará el 9 de junio, cuando cientos de alumnos inicien su particular Prueba de Acceso a la Universidad. La primera novedad que con la que se topen será el horario, ya que los exámenes comenzarán el miércoles por la mañana, cuando anteriormente el pistoletazo de salida era por la tarde.

Fuente: http://www.noticiasdegipuzkoa.com/