Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad.       Cerrar       Más información

Noticias

02-06-2010

Bolonia genera cambios en las prácticas de verano y en el alojamiento estudiantil.

Las empresas adelantan su inicio un mes y la mayoría son del 1 de junio al 31 de agosto Alumnos y propietarios negocian la gestión de los 2 ó 3 meses que quedan libres los pisos al no haber pruebas de septiembre.

Opciones

  • Imprimir Imprime esta noticia
  • Enviar Enviar a un amigo

La implantación del Espacio Europeo de Educación Superior supone una auténtica revolución para los universitarios. Nuevas titulaciones, cambios en la metodología docente, un nuevo sistema de créditos o un mayor impulso a la movilidad son algunos de los rasgos que definen este plan. Su puesta en marcha también trae consigo una modificación del calendario académico de los estudiantes, adelantando el inicio y el final de las clases, un cambio que también afecta a las empresas que contratan becarios durante los meses de verano y a los propietarios que tienen pisos alquilados a estudiantes.

La llegada de Bolonia ha adelantado el final de las clases. En la Universidad de Navarra, los exámenes finales concluirán mañana por lo que quienes aprueben todo tendrán algo más de tres meses de vacaciones. Los que suspendan podrán presentarse a la convocatoria extraordinaria, que será entre el 15 y el 30 de junio. En la Universidad Pública de Navarra los exámenes finales se prolongarán hasta el 2 de junio (salvo los grados de Maestro) y la convocatoria extraordinaria tendrá lugar del 21 de junio al 3 de julio. Los alumnos que ya cursan los grados adaptados al EEES se examinarán entre el 14 y 26 de junio y no tendrán convocatoria extraordinaria.

AUMENTA LA DEMANDA Este nuevo calendario ha obligado a las empresas a adelantar la prácticas de verano y en lugar de desarrollarse, como se hacía hasta ahora, entre el 1 de julio y el 30 de septiembre serán entre el 1 de junio (o antes) y el 31 de agosto. Esta modificación, según asegura la responsable de prácticas de la Universidad de Navarra, Teresa Domingo, ha resultado "muy positiva", ya que "hemos percibido un aumento del número de estudiantes interesados".

Este incremento tiene su explicación. Hasta ahora, los alumnos que suspendían muchas asignaturas "no veían como una opción el hacer prácticas en verano y desde la universidad tampoco se lo aconsejábamos ya que pensamos que lo primero son los estudios". Sin embargo, con el nuevo calendario aunque los alumnos suspendan varias materias se examinarán en junio por lo que en cualquier caso tendrán libres los meses de julio y agosto. "Un periodo amplio para disfrutar de las vacaciones y también hacer prácticas de verano", afirma Domingo.

La mayoría de las empresas también ha recibido de "buen grado" este nuevo de calendario. "Los alumnos que aprueben todo se incorporarán a las empresas el 1 de junio (algunos lo harán incluso a finales de mayo) por lo que llegarán en un momento de plena actividad y podrán ver todo el funcionamiento. Y a las empresas les viene bien porque en verano hay más cambios y reajustes por las vacaciones", explica la responsable de prácticas de la UN, que se encuentra en plena gestión de las prácticas. "En éstas no hemos notado la crisis, hay muy buenas ofertas de las empresas y tenemos mucha demanda", concluye Domingo.

A pesar de que no gestionan muchas prácticas laborales de verano, la Fundación Empresa-Universidad de la UPNA también se ha visto obligado a modificar el calendario de prácticas. Tal y como explica el responsable del Área de Empleo de la entidad, Juan Gallego, "antes eran entre el 1 de julio y el 15-30 de septiembre mientras que ahora serán entre el 1 de junio y el 4 ó 5 de septiembre". El grueso de las prácticas de verano que gestiona esta Fundación se enmarcan en el ámbito de la Economía y la empresa (180). "Las empresas industriales tienen más necesidades durante el año mientras que las que interesan a los Agrónomos se centran en momento concretos como campañas de vendimia o bodegas", indica Gallego.

ALQUILER DE PISOS El cambio en el calendario también tiene su repercusión en los alojamientos de los universitarios, sobre todo, en los pisos de alquiler. Hasta ahora, los propietarios los alquilan de enero a diciembre algo que los alumnos asumían ya que terminaban a finales de junio y muchos de ellos venían a mediados de agosto a realizar los exámenes de septiembre. "Los que no venían llegaban a acuerdos y pagaban la mitad, es decir, uno de los dos meses", señala la responsable del Servicio de Alojamiento de la UN, Carolina Baiges, quien reconoce que "los propietarios nos están llamando para consultarnos sobre el nuevo calendario. Tienen bastante lío".

Lo normal, afirma Baiges, es que lleguen acuerdos ya que "hay mucha oferta y los propietarios necesitan alquilar". Los alumnos de la UN, donde el 70% son de fuera de Navarra por lo que son los que más demandan alojamiento, terminan los exámenes mañana y, si aprueban todo, no regresan hasta septiembre (si suspenden lo dejan a finales de junio). "El piso se queda dos o tres meses libres y a los propietarios les interesa al menos alquiler nueve meses. Ahora bien, normalmente acuerdan pagar parte de los meses libres para que les mantengan el piso para el próximo curso",explica.

En los colegios mayores y residencias, los estudiantes reservan habitación de septiembre a mayo, mes en el que terminan los exámenes (antes estaban hasta junio). Ahora bien, tal y como asegura Baiges, los estudiantes que suspenden pueden quedarse en junio. "En función de los días y las personas que se queden organizarán los centros y como es el primer año que ocurre esto, están haciendo un gran esfuerzo para que salga todo bien", afirma Baiges. En la residencia de la UPNA ofrece estancia intermedio (1 a 10 meses) o curso entero (de septiembre a junio).

Fuente: http://www.noticiasdenavarra.com